El Sistema Nacional de Competencias: una alternativa para el desarrollo económico de las personas en México (parte 1)

“No hay nada tan inútil como hacer con gran efectividad algo que no debería haberse hecho en lo absoluto”: Peter Ferdinand Drucker


David Moisés Terán Pérez *

Estimadas(os) lectoras(es) de esta columna invitada semanal, les saludo cordialmente, esperando se encuentren extraordinariamente bien. Hoy iniciaremos una nueva saga, relacionada con el Sistema Nacional de Competencias como una alternativa para el desarrollo económico de las personas en el país, proporcionado información de qué es este modelo educativo, cómo utilizarlo y cómo beneficiarse de él en esta época de pandemia y de incertidumbre financiera y económica. Ya que a través de esta propuesta es factible poder escalar ascendentemente a través de la movilidad social en los distintos estratos socio-económicos que hay en México. Comenzamos.

En primera instancia, conoceremos qué es el Sistema Nacional de Competencia mexicano: “El Sistema Nacional de Competencias (SNC), es un instrumento del Gobierno Federal que contribuye a la competitividad económica, al desarrollo educativo y al progreso social de México, con base en el fortalecimiento de las competencias de las personas” (Conocer, 2021).

A continuación, estudiaremos el origen (la Historia) de este Sistema Nacional de Competencias en México: la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, entre México, Estados Unidos y Canadá, en 1992, generó una zona de libre comercio y la promoción de mejores oportunidades de trabajo.

En ese contexto, México ha enfrentado un reto de fundamental de suma importancia: la preparación de su fuerza laboral. Esto no ha sido sencillo. Uno de los primeros esfuerzos fue crear el artículo 45 de la Ley General de Educación, que fija las características de la formación para el trabajo, como el desarrollo de habilidades que le permitan a cualquier persona desempeñar una actividad productiva; así como establecer un régimen de normalización, de certificación y de evaluación continua, para acreditar sus habilidades, sus conocimientos, sus capacidades, sus destrezas, sus actitudes, y sus valores; sin importar la manera en que fueron inicialmente adquiridos, considerando para este efecto, las necesidades, las propuestas y las opiniones de los diversos sectores de gobierno; así como de los medios productivos a nivel nacional.

México requiere hoy de empresarios, trabajadores, docentes, investigadores y servidores públicos competentes para enfrentar los desafíos que el mercado globalizado impone. Por lo que el Sistema Nacional de Competencias facilita los mecanismos para que organizaciones e/o instituciones públicas y particulares, cuenten con personas realmente competentes. Dentro del SNC, se llevan a cabo diversas acciones generadoras de valor para los trabajadores y para los empleadores del país, entre ellas:

Integración de comités sectoriales de gestión por competencias: que son quienes definen la agenda del capital humano para la competitividad de los diversos sectores del país.

Desarrollo de estándares de competencia: los que describen el conjunto de conocimientos, habilidades, destrezas, actitudes y valores; con las(os) que debe contar una persona, para ejecutar efectivamente una actividad laboral, con un alto nivel de desempeño.

Los estándares inscritos en el Registro Nacional de Estándares de Competencias (Renec) se convierten en referentes nacionales para la certificación de las competencias de las personas, que son la fuente del conocimiento para los empleadores y para los trabajadores, y son el insumo para desarrollar programas curriculares alineados a los requerimientos de los sectores productivo, social, educativo y de gobierno del país.

Expansión de la oferta de formación, evaluación y certificación de competencias de las personas: para dar a México una estructura de alcance nacional, con participación amplia del sector educativo público y particular, el sector empresarial, y el sector laboral.

Transferencia de conocimiento de/para las mejores prácticas, sobre el desarrollo de modelos de gestión, con base en competencias.

Así, con el fin de mejorar la calidad de la educación técnica y la capacitación en México, de manera que satisfaga ampliamente las necesidades del sector productivo de una manera flexible, ampliando las posibilidades de ingreso, desarrollo y permanencia de los individuos en el empleo, y por iniciativa de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), se creó en 1996 el Consejo de Normalización y Certificación de Competencia Laborales (Conocer), una entidad del gobierno federal que reconoce, con certificados nacionales y oficiales, los conocimientos, las habilidades, las destrezas, las actitudes y los valores de las personas, adquiridas en el trabajo y/o a lo largo de su vida.

La razón de ser del Conocer es impulsar la normalización y la certificación de competencias laborales, y ser el referente para los sistemas de formación y de capacitación por competencias para y en el trabajo.

El Conocer está cumpliendo 25 años (ya que fue creado en 1996) con la misión de promover, de desarrollar y de difundir un Sistema Nacional de Competencias que contribuya a la formación de capital humano, a la competitividad y al desarrollo de México.

Como organismo que articula el Sistema Nacional de Competencias, el Conocer integra su composición orgánica y de gobierno interno en forma tripartita por: el sector gubernamental a través de las secretarías de Hacienda y Crédito Público; del Trabajo y Previsión Social; de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación; de Economía; de Energía, de Turismo, y de Educación; el sector empresarial, por medio de sus cámaras nacionales , y el sector laboral, conformado por sus confederaciones, sus sindicatos y el Congreso del Trabajo.

Por otra parte, el Sistema Nacional de Competencias (SNC) se integra en tres niveles: estructural, estratégico y operativo.

Nivel estructural: representado por el órgano de gobierno del Consejo Nacional de Normalización y Certificación de las Competencias Laborales (Conocer), en el cual participan líderes de los trabajadores, representantes de los empresarios y funcionarios de diversas secretarías de Estado.

Nivel estratégico: integrado por los comités de gestión por competencias, quienes definen los estándares de competencia de las personas, y las soluciones de evaluación y de certificación. En estos comités participan los líderes de los empresarios y de los trabajadores de los diversos sectores productivos del país.

Nivel operativo: donde se realizan los procesos de evaluación con base en los portafolios de evidencias y de los procesos de certificación de las competencias de las personas. En este nivel participa la Red Conocer de Prestadores de Servicios, integrada por las entidades de evaluación y certificación, los organismos certificadores, los centros de evaluación y los evaluadores independientes, quienes operan manteniendo una filosofía de excelencia en el servicio a usuarios.

El Sistema Nacional de Competencias (SNC) está integrado por instancias denominadas Comités de Gestión por Competencias (CGC), que se conforman por instituciones/organismos/empresas de un sector económico y/o social específico, quienes definen el desarrollo de estándares de competencia relevantes para sus sectores.

Estos comités se apoyan en grupos técnicos de expertos (nacionales e internacionales), para la elaboración de los estándares de competencia. Una vez desarrollados los estándares de competencia, éstos se inscriben en el Registro Nacional de Estándares de Competencia (Renec) del Conocer, y quedan disponibles para que los sectores puedan utilizarlos como referente en los procesos de evaluación y certificación de las personas (actualmente hay mil 146 estándares de competencias laborales, registrados, autorizados y operando en el Renec).

Los estándares de competencia desarrollados también son insumo para que las instituciones educativas desarrollen programas curriculares alineados a los requerimientos de los sectores productivos, social, educativo y de gobierno.

Los comités de gestión por competencias (CGC) tienen la responsabilidad de proponer y definir qué organizaciones y/o instituciones deben llevar a cabo los procesos de evaluación y de certificación de las personas con base en los estándares de competencia desarrollados. Las soluciones de evaluación y de certificación pueden estar integradas por los propios gremios empresariales y/o de los trabajadores, también lo pueden ser instituciones educativas de gran prestigio y alcance nacional, y/o bien, organizaciones privadas que cumplan con las características establecidas en las reglas de operación del Conocer.

Por otra parte, el Sistema Nacional de Competencias impulsa la calidad de la fuerza laboral y empresarial del país; con ello se fortalece la productividad y la capacidad de crecimiento de las organizaciones (empresas, industrias, fábricas, compañías, dependencias, instituciones, corporativos, etcétera). El Sistema Nacional de Competencias (Conocer, 2021):

Fortalece al sector empresarial, al impulsar la contratación de personal competente en funciones clave, y con ello posiciona a México y sus sectores productivos como un destino rentable para la inversión.

Facilita la movilidad laboral de los trabajadores en sus sectores, al reconocer la autoridad educativa del país sus competencias por medio de un certificado emitido por la SEP-Conocer.

Contribuye a mejorar la alineación de la oferta educativa con los requerimientos de los sectores productivos. Con ello, se amplían las posibilidades de las personas (principalmente jóvenes) de integrarse al mercado laboral.

Mejora el diálogo social, bajo un marco del trabajo decente y la alianza por la productividad entre los empleadores y los trabajadores.

Impulsa convenios internacionales: orientados a la homologación de certificaciones, para asegurar la movilidad laboral dentro y fuera del país, con base en las competencias de las personas.

Finalmente, la promoción de un Sistema Nacional de Competencias implica dos vertientes: la normalización, que es el fijar un lenguaje común en el mercado laboral y el sistema educativo; y por otro lado, la certificación, y/o el reconocimiento de las destrezas, las habilidades, las competencias, las actitudes, los valores y los conocimientos de las personas, que le permita darle una acreditación pública y oficial de una determinada tarea productiva para la que son aptas, y por la que reciba un mejor salario por parte del mercado, como reconocimiento.

Ahora bien, para certificar las competencias laborales de una persona es necesario hacerlo de conformidad con un estándar y/o norma, que nos permite a todos en el sistema económico entender lo mismo, y en función de esto, eduquemos, capacitemos, contratemos y/o reconozcamos el nivel de desempeño del trabajador y su remuneración. El impulso al capital humano permite aumentar la productividad, la competitividad y la colaboración en la transformación del país. El Conocer es el instrumento del Estado mexicano para alinear la oferta educativa y de capacitación con la demanda del sector productivo, pero el tener vacantes de puestos de trabajo, con desempleo o subempleo, por la falta de las competencias requeridas, es una falla sistémica que se traduce en privar a muchos mexicanos de la oportunidad de elevar su nivel de vida.

La construcción de este esfuerzo diario del Conocer, y de las instituciones y de las organizaciones que lo acompañan, deberá ayudar a fortalecer en el individuo, su empleabilidad, una mayor y mejor remuneración, así como una mejora en su calidad de vida. (Continuará…)

Referencias

Consejo de Normalización y Certificación de Competencia Laborales. (2021). ¿Qué es el Sistema Nacional de Competencias? México: CONOCER. Recuperado de: https://conocer.gob.mx/acciones_programas/sistema-nacional-competencias/ (Consultado el 19 de Julio del 2021).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *