El modelo educativo dual alemán: descripción, alcances, ventajas competitivas y su aplicación en las organizaciones mexicanas (parte 6)

Aquel que tiene un porqué para vivir, se puede enfrentar a todos los cómos”: Friedrich Nietzche


David Moisés Terán Pérez *

Excelente día estimadas(os) lectoras(es). Continuemos analizando el modelo educativo dual alemán, con el objetivo de reconocer sus bondades, así como sus limitaciones y su posible réplica en nuestro país.

Actualmente, la disminución en el número de egresados de los colegios alemanes tiene efectos importantes sobre el mercado de los puestos de formación: En el pasado, las empresas germanas podían seleccionar a los más idóneos entre una gran cantidad de candidatos. Actualmente, muchos puestos de formación se quedan vacantes porque no se encuentran los aprendices adecuados (Rindfleisch y Maennig-Fortmann, 2015).

Para enfrentar esta falta de candidatos, el gobierno federal de Alemania, así como las empresas, aumentan sistemáticamente el grupo de potenciales candidatos: por un lado, se integra y se apoya mucho mejor a jóvenes con menor rendimiento y/o con antecedentes migratorios. Por otro, se han intensificado los esfuerzos por contactar a las personas que no iniciaron una formación técnica directamente después del colegio.

El porcentaje de los aprendices mayores de 24 años al inicio de su formación aumenta en forma constante, alcanzando hoy casi 10% de quienes inician un aprendizaje. También las madres y los padres jóvenes adquieren más relevancia como grupo objetivo.

Por ejemplo, en el año 2001 casi la mitad de las madres jóvenes menores de 24 años y alrededor de un tercio de los padres jóvenes no contaban con un título profesional o técnico ni se estaban formando profesionalmente. Para este grupo se ha diseñado un régimen de jornada parcial que buscar facilitar la compatibilidad de las obligaciones familiares y la formación técnica. Por lo que, la ampliación del grupo objetivo genera una heterogeneidad mayor y creciente entre los aprendices, lo que acarrea nuevos desafíos para las empresas y las escuelas vocacionales teutonas. Ahora, deben asumir con mayor fuerza su función educadora, tarea que se ve complicada debido a la edad creciente de los aprendices.

Para apoyar a las empresas, actualmente se está poniendo a prueba el modelo de la llamada “Formación asistida”. En éste, una tercera entidad apoya a las empresas a través de una preparación y un acompañamiento pedagógico y andragógico profesional a los aprendices que requieren ayuda. Al mismo tiempo, las empresas tienen que seguir asegurando la alta calidad de la formación dual, a pesar de las mayores diferencias en el rendimiento de los aprendices. Sólo así seguirá siendo atractiva para egresados talentosos.

Igualmente, desde hace muchos años se observa en Alemania una tendencia creciente a optar por una carrera universitaria: a pesar de que cada año disminuye el número de jóvenes que egresa de los colegios, la cantidad de quienes inician una carrera universitaria aumenta en forma constante.

Por esa razón, el sistema de formación dual compite cada vez más con las universidades por los egresados de los colegios. Y es por eso que se ha intentado en los últimos años vincular mejor el sistema de formación dual con el de las universidades, para así aumentar la permeabilidad.

Por un lado, el gobierno federal alemán ha lanzado iniciativas tendientes a facilitar la entrada a la formación dual para estudiantes que no terminan su carrera académica. Por el otro, a través de las “carreras duales” los factores de éxito de la formación dual con su cercanía a la práctica (es decir, la cooperación estrecha entre la empresa y el establecimiento educacional) se integran cada vez más en las escuelas técnico-profesionales y con las universidades.

Por otra parte, el estudio dual es un estudio en una escuela superior con fases prácticas en empresas integradas en el currículo. El aprendizaje ocurre, igual que en la formación dual, en dos lugares: la teoría se enseña en las escuelas superiores y la práctica se adquiere en las empresas, con contenidos estrechamente coordinados.

Mientras en la formación dual no hay criterios formales de acceso, los estudiantes duales sí necesitan de una cualificación que los habilite para ingresar a la universidad o a una escuela técnica superior. Adicionalmente, tienen que encontrar una empresa formadora donde pueden realizar la parte práctica de los estudios. Con la empresa se firma un contrato de formación donde, entre otras cosas, se fija el monto de la remuneración. En términos generales, el estudio dual ofrece dos modelos de formación técnica.

El estudio dual con formación técnica: vincula un oficio reconocido con una carrera universitaria. La fase universitaria sustituye a la escuela vocacional y los estudiantes alcanzan su título universitario y su título profesional en el oficio correspondiente, en aproximadamente ocho o nueve semestres.

El estudio dual con práctica: se compone de períodos largos de estudios en la escuela superior y de bloques de práctica en las vacaciones. Este modelo dura entre seis a siete semestres, al final de los cuales se obtiene únicamente el título universitario. Junto a lo anterior, existe para los egresados de una formación dual o para personas sin formación, pero con varios años de experiencia profesional, la posibilidad de estudiar una carrera dual con un oficio, incluso sin haber hecho el bachillerato.

La carrera dual combina una intensa orientación práctica con una formación teórica a nivel de escuela superior, y constituye una alternativa para la cantidad creciente de egresados con bachillerato. Esta modalidad se vuelve cada vez más atractiva como alternativa a las carreras regulares. Los bachilleres provenientes de hogares no profesionales, generalmente, se deciden con mayor frecuencia por una carrera dual. (Continuará…)

Referencias:

Rindfleisch, Eva y Maennig-Fortmann, Felise. (2015). Formación dual en Alemania: Formar técnicos por medio de la teoría y la práctica. Berlín, Alemania: Konrad-Adenauer-Stiftung.

Bundesinstitut für Berufsbildung. (2015). Ausbildung Plus, Duales Studium in Zahlen, Bonn: Deutschland.

Bundesministerium für Bildung und Forschung. (2003) Berufsausbildung sichtbar gemacht, Bonn: Deutschland.

Bundesministerium für Bildung und Forschung. (2011). Duale Ausbildung sichtbar gemacht, Berlin/Bonn: Deutschland.

Bundesministerium für Bildung und Forschung. (2013). Ausbildung und Beruf, Bonn: Deutschland.

Bundesministerium für Bildung und Forschung. (2014). Bildung und Forschung in Zahlen, Bonn: Deutschland.

Bundesministerium für Bildung und Forschung (verschiedene Jahrgänge). (2018). Berufsbildungsbericht, Berlin/Bonn: Deutschland.

Bundesministerium für Wirtschaft und Technologie. (2012). Fachkräfte sichern–Duale Berufsausbildung, Berlin: Deutschland.

Krone, Sirikit. (2015). Dual Studieren im Blick, Entstehungsbedingungen, Interessenslagen und Umsetzungserfahrungen in dualen Studiengängen, Springer Fachmedien, Wiesbaden. Deutschland.

Statistisches Bundesamt. (2013). Berufsbildung auf einen Blick, Wiesbaden. Deutschland.

Statistisches Bundesamt. (2014). Bildungsausgaben, Wiesbaden: Deutschland.

Statistisches Bundesamt. (2014). Bildungsfinanzbericht, Wiesbaden: Deutschland.

* Ingeniero Mecánico Electricista por la UNAM. Maestro en Microelectrónica por la Université Pierre et Marie Curie de París. Maestro en Alta Dirección por el IPADE. Maestro en Ciencias de la Educación por la UVM. Doctor en Educación por la UPN. Académico en la UNAM por 30 años. Director de los Centros Autorizados de Servicio (CAS) en Hewlett-Packard de México. Líder de Proyecto Eléctrico en Siemens México. Autor de seis libros publicados por Alfaomega Grupo Editor. dmtp040964@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *